Skip to main content
Uncategorized

Calaveritas literarias, el origen.

By marzo 26, 2020No Comments

En México, la tradición de las calaveras literarias, tal como las conocemos ahora, surgió, al igual que la de las catrinas, a finales del siglo XIX, como una expresión crítica del pueblo contra la élite porfirista, y semejan un epitafio hecho con motivo del Día de Muertos. Sin embargo, la costumbre tiene sus orígenes en la época colonial y se vincula con ciertas expresiones de religiosidad ibérica de la alta Edad Media, como la Danza Macabra o Danza de la Muerte.

 

 

En la época novohispana, se relacionó las calaveras con la supuesta madre Matiana o del Espíritu Santo –oriunda de Tepotzotlán, estado de México-, a quien le atribuían profecías y epitafios que se transmitían oralmente. De acuerdo con registros históricos, esta mujer nunca fue monja. Lo cierto es que ingresó al Convento de San Jerónimo para servir de criada a una religiosa que sufría demencia.

Actualmente, las calaveras son epigramas o versos rítmicos de rima variada cuyo motivo principal es la muerte, haciendo de ésta un pretexto para efectuar una parodia de personas –presentadas como ya difuntas- o acontecimientos políticos o culturales.

Las características que generalmente se aprecian en dichas creaciones líricas son ingenio, ironía, sutileza, caricatura, rima y musicalidad.

Considerada la calavera como una composición poética, en algunas instancias donde celebran concursos de estas composiciones festivas piden que los textos participantes (o cibertextos, en el caso de las calaveras electrónicas) cumplan con cierta estructura (cuartetas, versos octosílabos o decasílabos, simetría de estrofas, etc.), aunque no siempre cumplen estos requisitos, pues estos versos satíricos se han convertido en una serie de rimas y frases jocosas creadas por el pueblo para burlarse en vida de algunos políticos nefastos, personalidades de diversos ámbitos y hasta de la propia muerte, dado el profundo sentido del humor que tiene el mexicano hacia ésta, aunque sin perderle el respeto, y que lo expresa en amplias y variadas manifestaciones culturales como los Xantolos, la exposición de altares de muertos y la confección de catrinas de papel.

Para la composición de calaveras literarias se requiere, sin duda, creatividad y observación de algún rasgo o cualidad del tema o persona a ridiculizar. Enseguida, se relaciona con una situación fúnebre, se juega con el lenguaje hasta encontrar la rima, se corrige los borradores y se redacta la versión final.

Les compartimos un ejemplo de composición, disfrútenla:

 

Fuente: http://revistamito.com/origen-las-calaveras-literarias/
Ibero_Mex_21

Author Ibero_Mex_21

More posts by Ibero_Mex_21

Leave a Reply

catorce − 6 =